10 oct. 2011

Fue así.

yo trataba de observarte como si nada estuviese pasando, intentaba no llorar mientras me acariciabas las mejillas y casi siempre que tus ojos me miraban fijamente una lágrima se dibujaba en tu rostro pero nada iba cambiar, era el final de una historia que casi nunca se contaba, era el final de aquella canción que termina en un adiós… Tal vez nunca entendiste que tenía  el corazón herido,te volviste tan superficial y aunque el alma se me iba entre tus manos no había razones para para volver hacia atrás.

Te observe  mientras te marchabas de mi lado, pronunciando un adiós que no lograste oír, tus pasos eran lentos y mis ojos se llenaban de lágrimas… Porque era evidente que aun te amaba...
                       
                            ... Y aun así nos fuimos dejando los corazones en mil pedazos...

1 comentario:

  1. Que sensación más desgarradora es la de no poder detener la partida de la persona que más quieres en esta vida, pero a veces eso es necesario y no queda de otra que resignarnos.

    Muy lindo escrito. Que estés bien.

    ResponderEliminar

Gracias :)